¿A dónde se fueron los jonrones de Miguel Cabrera?

Por: Leonardo Suárez (@leaoenlasmayores)

Miguel Cabrera está en la búsqueda de su cuadrangular número 500 en la gran carpa, cifra que lo colocaría en el puesto 28 de todos los tiempos desplazando a Lou Gehrig y Fred McGriff, ambos con 493 vuelacercas. El detalle es que ese número ha tardado más en llegar de lo que desearía la fanaticada y el mismo Cabrera. Si bien es cierto que Cabrera no sólo se caracteriza por dar cuadrangulares, ya que ha sido uno de los bateadores derechos más completos de la MLB bateando por encima de los .300 puntos y  embasándose en 4 de cada 10 apariciones al plato, la cercanía a este hito tan relevante, como lo es 500 bambinazos, merece investigar a donde se fue el poder del toletero maracayero.


No es secreto para nadie que las lesiones han estado presentes en las últimas 3 campañas de Cabrera. En el 2017 fue la espalda y un tirón en la ingle, en junio de 2018 una lesión en el biceps izquierdo lo hizo perderse el resto de la temporada y este 2019 el turno fue para la rodilla derecha, la cual presenta una condición crónica que produce dolor en la articulación.
Entonces, ¿Culpamos a las lesiones por la baja de poder en los números de Cabrera? La respuesta fácil, es que sí. Pero con tanta información disponible en estos días podemos indagar un poco más y ver que características conserva aún el bateador. Veamos la siguiente tabla:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Tabla%2B1.PNG

Usé como referencia el 2016 por ser la última temporada donde Miguel Cabrera estaba sano y puso números a los que estábamos acostumbrados, como podemos ver, se acercan bastante a sus números de carrera. Lo siguiente que podemos notar es que ciertamente hay un declive en la calidad de contacto, cabe destacar que es un poco injusto comprar los numero del 2016, ya que Miguelito lidero las mayores en esas categorías. Lo que si es interesante es que es desproporcional al impacto que ha tenido el declive en calidad de contacto con su producción ofensiva, especialmente en la categoría de extrabases, representado en una caída de 185 puntos en slugging y una anémica rata de 6.7 cuadrangulares por elevado conectado. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 200px-ComericaParkDimensions.svg.png

En términos de dirección, el Miguel de 2019 tiene una distribución de Líneas/Rodados/Elevados en línea con sus números habituales, ha cambiado algunos elevados por rodados, lo cual no es beneficiosos para un pelotero de las características de Cabrera, pero el cambio no es tan grande como para justificar la ausencia de poder. Sin embargo, el Miguel de 2019 solo está halando el 31.8% de sus batazos, ese es el número más bajo de su carrera, y esos batazos ahora se van al CF, y en la mayoría de los casos es el CF del Comerica Park. Como podemos ver, no es de gran ayuda batear elevados en dirección a los 420 pies de la pared de CF del Comerica; quizás estamos llegando a algo.

Te Recomendamos Leer:  El Game Score como forma de medir si la salida de un pitcher fue buena

Veamos a continuación una gráfica con las bolas en play de Cabrera en las temporadas 2016 y 2019.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2019.png
Temporada 2019
Temporada 2016

Hay varias cosas que resaltar, el Cabrera de 2016 muestra su característica fuerza hacia el centro y la banda contraria, donde 19 de sus 38 vuelacercas fueron hacia esa parte del graderío. Sin embargo, eso significa que la mitad de sus jonrones fueron hacia el LF. Si vemos la grafica del 2019, sólo 1 de sus 6 cuadrangulares voló la barda por el jardín izquierdo. También podemos apreciar un cúmulo de elevados que fueron capturados en la zona de seguridad del CF este 2019; podríamos especular que estos hubiesen volado la cerca en 2016 y alguno de ellos hubiese sido HR fuera del Comerica. Y por último, podemos apreciar, que en general, los elevados hacia el LF está en declive y que la mayoría de los batazos halados, son por el piso.


Comparemos ahora la actuación de Miguel Cabrera con otros 2 bateadores derechos, ambos 1B/DH y con 36 años o más:

Te Recomendamos Leer:  La ciencia en las estadísticas de bateo avanzadas.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Tabla%2B2.png

Las estadísticas a comparar son las mismas que en la primera tabla, solo que ahora contrastamos a Cabrera con otros 2 peloteros en lugar de con Cabrera del pasado. De la tabla podemos hacer las siguientes observaciones, sólo Encarnación está bateando por encima del grandeliga promedio según la métrica de Carreras Creadas Ajustada (wRC+) a pesar de una Velocidad de Salida (Avg EV) similar a Cabera y Pujols, y un porcentaje menor de contacto fuerte (Hard%). Barrels, o en criollo “darle con la maceta”, es una estadística que relaciona Velocidad de Salida con Angulo Vertical del batazo, dichos batazos han generado un AVG de por los menos de .500 y SLG igual o superior a .1500 desde que se iniciaron las mediciones de StatCast en 2015. El 12.5% de Barrels, es el principal culpable de producción superior de EE sobre sus colegas Pujols y Cabrera.


Otro aspecto a resaltar es la diferencia entre el porcentaje de bolas haladas (Pull%) de Encarnación y Pujols con respecto a Miguel Cabrea, donde los 2 primeros toleteros superan el 50% y están entre los primeros de la liga en ese departamento. Se ha demostrado que existe alta correlación entre Pull% y la cantidad de extravases obtenidos y podemos observar como efectivamente Cabrera posee el SLG más bajo de este trio, aun cuando conecta la bola con fuerza similar. Veamos a continuación varias gráficas que agrupan los siguientes tipos de batazos Flare or Burner / Under / Barrels:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Flare.PNG
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Barrels.PNG
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Under.PNG

Podemos ver como la mayoría de los batazos de Cabrera entran en la categoría Flare o Burner, de hecho, son muchísimos más los Burners, que son batazos conectados con fuerza pero con ángulos de salidas bajos, entre 0 y 24°. Mientras que los Flares, típico batazo que pasa por encima del infield pero con poca fuerza y por lo general cae frente a los jardineros como un indiscutible, con poco chance de convertirse en extrabase, son una minoría. También observamos que para Cabrera sus batazos con un EV más alto, cae en la categoría de Burners, mientras que Encarnación lo hace con sus Barrels. Esto tiene un alto impacto en la producción del bateador, ya que un EV alto en un Barrel suele ser un extrabase y muchas veces del tipo de cuatro almohadillas, mientras que la mayoría de los Burners de Cabrera terminan en sencillos ya que las piernas de Miguel ya no dan para mucho más. 

Te Recomendamos Leer:  El robusto caso al Salón de la Fama de Bob Abreu que pasan por alto.


También observamos como Encarnación hace un esfuerzo por elevar la bola, como consecuencia se le mete por dejaba a la pelota a una rata mucho mas alta que Cabrera, pero también más bolas en play caen dentro del rango de los 24 – 40°, que es donde ocurren la mayoría de los cuadrangulares, sumado con la tendencia de halar la pelota, EE logra sacarle máximo provecho a sus bolas en play. Por el contrario, Cabrera sólo haló 2 de sus 16 Barrels, para un sencillo y un Grand Slam. Notese también, que a pesar de haber conectado menos Barrels que Encarnación, los batazos de Cabrera fueron capturados en más oportunidades, 5 a 3. Dichos 5 batazos fueron conectados hacia el CF o RF.


Estos resultados, a mi modo de ver, son buenas y malas noticias. La buena notica es que, a pesar del declive natural producto de la edad, Miguel aún conserva talento suficiente para ser un bateador productivo en la MLB, la mala noticia es que ello implica modificar completamente la esencia del Maracayero como bateador. Para poder sacarle provecho al poder que aún le queda en el bate, Cabrera debe empezar a elevar más la pelota, y preferiblemente hacia el jardín izquierdo. La millas de EV que ha perdido en los último años hacen inviable que las líneas bateadas al CF y RF vuelen la cerca a la rata acostumbrada en temporadas anteriores y en su lugar caigan en manos de jardineros. Después de 16 campañas como uno de los mejores bateadores derecho de la Liga, debe ser complicado darle la espalda a lo que te hizo exitoso.

  • Gráficas y estadísticas tomadas de Frangraphs.com y Baseballsavant.mlb.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *